La ONU y Alerta Temprana

Image: UNDRR/Amir Jina/Flickr.
Reconociendo los beneficios de los sistemas de alerta temprana, la Organización de Naciones Unidas ha coordinado la operación de algunos de estos sistemas y ha promovido la implementación o el mejoramiento de tales sistemas de alerta temprana a nivel global desde varias décadas usando dos enfoques paralelos:
  • Esfuerzos llevados a cabo por agencias especializadas como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO), la Organización Mundial para la Salud (OMM) y otras.
  • La realización de Conferencias internacionales en el tema de reducción de riesgo de desastre para lanzar marcos de acción que promueven la implementación o la implementación de mejoras en sistemas de alerta temprana existentes; y conferencias dedicadas a este tema de alerta temprana. Puede encontrar mayor información sobre estas Conferencias acá.

Esfuerzos en el tema de alerta temprana por agencias especializadas

Esta página presenta un resumen de los esfuerzos que están haciendo varias agencias especializadas del sistema de Naciones Unidas.

COI-UNESCO

Desde 1960, la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO) ha estado trabajando con los gobiernos alrededor del mundo y con otras organizaciones regionales e internacionales para coordinar la implementación de sistemas de alerta temprana para maremotos o tsunamis en océanos y algunos mares. Estos esfuerzos los lleva a cabo el Programa Tsunami de la COI con la meta de mejorar los sistemas de alerta temprana de manera permanente. A la fecha se han establecido sistemas de alerta temprana para maremotos o tsunamis en los siguientes océanos y mares:

  • Océano Pacífico
  • Océano Índico
  • Océano Atlántico Norte y Mar Mediterráneo
  • Mar Caribe

Los sistemas de alerta temprana para tsunamis hacen uso de los Proveedores de Servicio de Tsunamis como el Centro de Alerta Temprana en caso de Tsunamis del Pacífico (PTWC por sus siglas en inglés). Estos proveedores operan en formato 24/7 procesando datos generados por sismómetros y boyas colocadas en zonas costeras y en alta mar tales como las que integran el sistema para la evaluación e información sobre tsunamis en mar profundo (DART por sus siglas en inglés). Estos datos se usan para determinar si un terremoto ha provocado un maremoto o tsunami. Los proveedores de servicio de tsunamis transmiten boletines y otros productos a institutos u oficinas nacionales de meteorología o Centros Nacional de Alerta en caso de Maremoto o Tsunami (CNAT) en los países que están expuestos a tsunamis usando una variedad de medios de comunicación (comunicación vía satélite, internet, mensaje tipo sms o fax) para que estos centros o las instituciones nacionales de desastres emitan alertas en caso de tsunamis.

 

Imagen: UNESCO-IOC.

 

 

 

 

FAO

Desde hace varias décadas y para responder a las crisis alimentarias de los 1970s, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial decidió establecer el Sistema Mundial de Información y Alerta (SMIA). El SMIA compila y revisa datos sobre una variedad de temas incluyendo la producción y comercialización de alimentos, el consumo, la oferta y la demanda de alimentos a nivel mundial para determinar las condiciones potenciales de inseguridad alimentaria en países alrededor del mundo.

El SMIA combina datos de múltiples fuentes a distintos niveles (desde el nivel global con imágenes de satélite hasta el nivel local) para generar reportes que son útiles para la toma de decisiones por gobiernos nacionales y locales.  Además, la información generada por SMIA se usa por la FAO para elaborar sus reportes regionales, boletines y en las alertas especiales y noticias. Como parte de sus actividades, la FAO opera sistemas de alerta temprana en caso de plagas de insectos como la langosta.

Imagen: FAO.

 

OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) vigila permanentemente todas las enfermedades que se puedan propagar al resto del mundo, incluyendo aquellas transmitidas por virus. En el año 2005 la OMS lanzó la segunda edición del Reglamento Internacional Sanitario que establece cómo la OMS y países del mundo confrontarán las enfermedades transmisibles a nivel mundial. La finalidad y el alcance de este reglamento son “prevenir la propagación internacional de enfermedades, proteger contra esa propagación, controlarla y darle una respuesta de salud pública proporcionada y restringida a los riesgos para la salud pública y evitando al mismo tiempo las interferencias innecesarias con el tráfico y el comercio internacionales.”

Como parte de este reglamento, las autoridades nacionales de salud pública deben notificar a la OMM por el medio de la comunicación más eficiente de que disponga, a través del Centro Nacional de Enlace, y antes de que transcurran 24 horas desde que se haya evaluado la información concerniente a la salud pública, todos los eventos que ocurran en su territorio y que puedan constituir una emergencia de salud pública de importancia internacional de conformidad con el instrumento de decisión, así como toda medida sanitaria aplicada en respuesta a esos eventos.

De acuerdo con este reglamento, el Director General de la OMS determinará si el evento constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional. En tal caso, la OMS colaborará brindando orientación y asistencia técnica y determinando la efectividad de las medidas implementadas, incluyendo la movilización de equipos internacionales de expertos para asistencia a las regiones afectadas cuando sea necesaria.

En el caso de pandemias potenciales, la OMS opera un procedimiento en base a 6 niveles para vigilar casos y alertar a otros países sobre transmisiones potenciales. El procedimiento incluye orientación sobre varios temas incluyendo la planificación y la coordinación, la vigilancia y análisis de situaciones, comunicaciones y tiene como meta reducir la velocidad de dispersión de la enfermedad y la continuidad en la provisión de servicios de salud.

Como parte sus esfuerzos en el tema de alerta temprana, la OMS opera el Centro Estratégico de Operaciones Sanitarias (SHOC por sus siglas en inglés) que monitorea los eventos de salud pública mundiales las 24 horas del día, y facilita la colaboración internacional durante las emergencias de salud pública y las operaciones cotidianas. Contando con la información que proveen el SHOC y la OMS, los ministerios de salud pública pueden implementar las acciones apropiadas para prevenir o minimizar la propagación de enfermedades.

Además, la FAO, la Organización para Salud Animal (OIE por sus siglas en inglés) y la OMS lanzaron el Sistema Mundial de Alerta para Enfermedades Animales Transmisibles a los Humanos (GLEWS por sus siglas en inglés). El objetivo de este sistema es prevenir y responder a las enfermedades animales –incluyendo las zoonosis- a nivel mundial. Este sistema permite aprovechar las ventajas de combinar y coordinar los mecanismos de alerta, verificación y seguimiento con que cuentan la OIE, la FAO y la OMS.

 

Breve historia de otros esfuerzos de la ONU en alerta temprana

El primer esfuerzo por parte de Naciones Unidas en este tema de alerta temprana se llevó a cabo por parte de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO). La COI coordinó los esfuerzos de los países con costas en el océano Pacífico para implementar el sistema de alerta temprana en caso de maremotos o tsunamis después del maremoto de Valdivia en Chile en 1960. Posteriormente, la COI de la UNESCO ha usado esta experiencia del sistema del Pacífico para lanzar sistemas similares en el océano Índico, el Atlántico Norte, el Mediterráneo y el Caribe.

Para seguir promoviendo este tema de alerta temprana a nivel mundial, a final de los 80’s la Organización de Naciones Unidas lanzó la Década Internacional para Reducción de Desastres Naturales. Durante esta década se llevó a cabo la primera sistematización a nivel global de sistemas de alerta temprana para distintas amenazas. Esta sistematización la llevaron a cabo varios grupos de expertos. El resultado de este esfuerzo fue una publicación titulada Principios Orientadores para Alerta Temprana Efectiva

La primera conferencia internacional sobre alerta temprana se llevó a cabo en Potsdam, Alemania, en 1998 y la Segunda Conferencia Internacional sobre Alerta Temprana se llevó a cabo en Bonn, Alemania, en octubre del 2003. En esta segunda conferencia se establecieron las pautas para sistemas de alerta temprana comunitarios y eficientes. Dicha conferencia la organizaron el gobierno de la República Federal de Alemania y la antigua Estrategia Internacional de Reducción de Desastres de la ONU (ahora la Oficina de Naciones Unidas para Reducción de Riesgo de Desastre, UNDRR). Como resultado de esta conferencia se estableció la Plataforma Mundial para la Promoción de Alerta Temprana (PPEW por sus siglas en inglés), que funcionó entre los años 2004 y 2009.

Durante la Segunda Conference Mundial de Reducción de Desastres que se llevó a cabo en Kobe, Japón, en el año 2005, más de 160 gobiernos lanzaron el Marco de Acción de Hyogo. Una de las prioridades de acción de este marco fue la directiva de mejorar los sistemas de alerta temprana.

La Tercera Conferencia Internacional de Alerta Temprana también se llevó a cabo en Bonn, Alemania, en el año 2006. En dicha conferencia se reafirmó la necesidad de fortalecer los sistemas de alerta temprana considerando los impactos severos del tsunami del océano Índico del 2004. Uno de los documentos que fue presentado durante esta conferencia se titula Desarrollo de Sistemas de Alerta Temprana: Lista de Comprobación.

En marzo del 2015 se llevó a cabo la Tercera Conferencia Mundial de Reducción de Desastres en Sendai, Japón. Gobiernos de más de 190 países lanzaron el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres 2015-2030. Este marco de Sendai reitera la necesidad de implementar o mejorar los sistemas de alerta temprana de tipo multi-amenaza. Durante esta conferencia, UNOOSA, OMM, UNDRR y otras instituciones nacionales, regionales e internacionales lanzaron la Red Internacional sobre Sistemas de Alerta Temprana de tipo Multi-Amenaza (IN-MHEWS por sus siglas en inglés) como una plataforma para seguir promoviendo los esfuerzos en este tema de sistemas de alerta temprana a nivel mundial. 

IN-MHEWS ha organizado dos conferencias internacionales, una en Cancún, México, en el año 2017 y otra en Ginebra, Suiza, en mayo del 2019. En el año 2019, IN-MHEWS lanzó la publicación titulada Desarrollo de Sistemas de Alerta Temprana de tipo Multi Amenaza: Lista de Comprobación.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.